Google Tras un año de encierro, el caso Assange sigue inmerso en intrigas diplomáticas