Google Chuayffet: serán despedidos Maestros que no apoyen la reforma educativa

jueves, 4 de abril de 2013

Chuayffet: serán despedidos Maestros que no apoyen la reforma educativa



El secretario de Educación Pública federal, Emilio Chuayffet, volvió a endurecer el discurso en contra del profesorado que se opone a la reforma educativa.
Entrevistado en el hangar presidencial de la Ciudad de México, a su llegada de Boca del Río, Veracruz, el funcionario advirtió que, “de acuerdo con la ley”, se despedirá a los maestros que no se presenten a impartir clases.
“¿Qué hacer? Que la ley se aplique. ¿Qué pasa si usted no va a trabajar? Se le descuenta el día. Y, ¿qué pasa si usted no asiste varios días injustificadamente a trabajar? Se da por terminada la relación laboral. Esa es la respuesta legal”.

Con este fin, el exgobernador del Estado de México informó que gobernadores y autoridades educativas estatales ya han sido instruidos para rescindir el contrato laboral a quienes dejen a los alumnos sin clases.
“Hemos redoblado esfuerzos para que todas las autoridades educativas del país hagan cumplir la ley. Pero, insisto, hay la doble alternativa para tratar con cualquier peticionario, incluyendo con quien no está de acuerdo con la reforma educativa: el diálogo o la aplicación de la ley”, dijo en referencia a los estados en donde se ha buscado una contrarreforma.
Chuayffet acotó que no es un problema generalizado, sino exclusivo de algunos estados donde se han presentado movilizaciones, como Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Chiapas, además del Distrito Federal.
Con respecto de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), fue claro: el único interlocutor del gremio magisterial hasta el momento es el SNTE, ya que la coordinadora no se ha acercado al gobierno.
Previamente en el día, durante su discurso en el foro México con educación de calidad para todos, parte del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en Veracruz, Chuayffet Chemor había advertido que el derecho a la educación no puede ser quebrantado, lesionando el futuro de los alumnos.
“La reforma educativa nos involucra a todos, incluso a los que se oponen a ella. La Constitución y las leyes marcan el camino a seguir para llevarla a cabo y para dirimir las diferencias. Sólo hay un límite infranqueable, no hay derecho contra el derecho. El que argumenta que lucha por la educación violando los derechos de terceros, carece de razón legal y, más aún, de autoridad moral”, fueron sus palabras.